La Creación por Ra y el Papiro Bremner-Rhind

Francisco López – Enero de 2003

Atención: Para una correcta visualización del artículo necesitas tener instaladas las fuentes de transliteración y GlyphBasic. Si no las tienes pudes bajarlas de aquí.

Dos son las fuentes principales de las teorías heliopolitanas de la creación. La primera, y más antigua, los Textos de las Pirámides, en los que encontramos pasajes relativos al acto de la creación pero no de una forma uniforme, sino como una recopilación de declaraciones sin un sentido narrativo. La segunda fuente nos la proporciona una sección del papiro Bremner-Rhind, que es la que tratamos en este artículo. Ambas, la segunda por tratarse de una narración contínua en la que el propio Ra expone el acto de la Creación en sí y de todos los seres y cosas que existen en el mundo, y la primera por las muchas referencias que contiene acerca del acto mismo, son las que nos permiten reconstruir la teología de Heliópolis.

El Papiro Bremner-Rhind

El papiro Bremner-Rhind Imagen extraida de The Legends of the Egyptian Gods, Hieroglyphic Texts and Translations, Sir Wallis E. A. Budge

El papiro Bremner-Rhind Imagen extraida de The Legends of the Egyptian Gods, Hieroglyphic Texts and Translations, Sir Wallis E. A. Budge

Este papiro, catalogado con el número EA 10188 del Museo Británico de Londres, fue adquirido por el propio Museo en 1865 y su origen parece encontrarse en Tebas. Sir Wallis Budge (Egyptian Hieratic Papyri in the British Museum. London 1910) pensó que el origen del papiro era el escondrijo de las momias reales de Deir el-Bahari, donde lo recogió el cónsul británico en Luxor, Mustafá Agha. Este origen está actualmente descartado, si bien es sabido que perteneció a A. Henry Rhind, quien posiblemente lo obtuvo del propio Mustafá Agha. Fue el Dr. Birch, examinando los objetos llevados a Inglaterra por Rhind, quien reconoció la importancia del texto. Henry Rhind murió en 1865 y su colección paso entonces a David Bremner, quien posteriormente la vendió al Museo Británico.

El papiro está escrito en egipcio medio y escritura hierática. Tiene unas dimensiones aproximadas de 5 m de longitud por 24 cm de anchura. Contiene en total 33 columnas y unas 930 líneas, escritas con tinta negra.

Parece, según Faulkner, haber sido realizado como encargo de una recopilación de textos religiosos destinados a la biblioteca de algún templo, si bien la historia de la Creación no parece encajar en el contexto global del trabajo. Consta de cuatro secciones claramente diferenciadas, y finalizadas por la expresión º¸ªÄ¸. Estas son:

  • Las lamentaciones de Isis y Neftis. Un texto que debía ser cantado entre los días 22 a 26 del mes de Joiak, mes en el que se celebraban los misterios de Osiris. Los cánticos eran ejecutados por dos sacerdotisas que representaban a las diosas en sus lamentaciones por la muerte de Osiris. El texto consta de partes ejecutadas a dúo por ambas sacerdotisas y otras pertenecientes a un solo, cantado por la sacerdotisa que representaba a la diosa Isis. Comprende desde el inicio del papiro hasta la columna 17. Faulkner tituló a esta sección “Las canciones de Isis y Neftis” para distinguir el texto del existente en el papiro Berlín 3008 que incluye una versión mucho más corta. La estructura en columnas es muy variada, desde las 12 líneas en la columna 17 hasta las 31 de la columna 16 y está compuesto por frases cortas, muy en el estilo de los himnos.

  • El ritual de presentación de Sokar, que también debía formar parte de los misterios de Osiris y que comienza con una invocación al dios Sokar bajo diversos epítetos, entre los cuales destaca una identificación con Amón-Ra. El texto además incluye un himno a Hathor, que es identificada con Tait, Bastet, Satis, Uto, Sejmet y Neith. Abarca las columnas 18 a 21.

  • El libro de la destrucción de Apep, el mayor de los cuatro textos, que incluye un monólogo de Ra en el que describe su autocreación desde el Nun y la del mundo por medio de su boca, y cómo creó primero a Shu y Tefnut, de los que nacieron Geb y Nut que dieron, a su vez, origen a la Gran Enéada, tras la cual surgieron los hombres de las lágrimas de su Ojo. Existen dos versiones del monólogo, la primera entre las columnas 26,21 a 27,5 y la segunda que comprende de la 28,20 a la 29,6. En general el texto describe diferentes composiciones de protección del dios sol contra Apep (Apofis) con un propósito secundario de proteger al faraón de sus enemigos. Es interesante hacer notar que Seth aparece en este texto como aliado del dios sol, a quien protege y defiende. Ocupa desde la columna 22 hasta la mitad de la 32. Aquí el texto no mantiene una estructura fija, variando en anchura y longitud. Las frases ya no son las mismas que en las secciones anteriores, sino más largas y se pierde el estilo de himno. Los monólogos de Ra aparecen en dos versiones y dos secciones diferentes.

  • Los nombres de Apep. Esta cuarta y última sección contiene una lista de los nombres de Apep e incluye instrucciones para realizar imágenes de Apep y criaturas malignas similares. La última parte es un himno a Ra que debía ser recitado después de que las imágenes de Apep hubiesen sido hechas. Comprende desde la mitad de la columna 32 hasta el final del papiro.

  • Existe una sección del texto, conocida como colofón, después de la columna 17 (final de las lamentaciones de Isis y Neftis) escrita de forma muy diferente al resto y añadida por un sacerdote llamado Nasmin, posiblemente el último propietario del papiro. Este añadido está fechado en el año 12 del reinado de Alejandro, hijo de Alejandro. En él se enumera la familia y los títulos del sacerdote entre las columnas 17 y 18 del original y el resto, escrito entre las columnas 21 y 22 del original, contiene un conjunto de maldiciones contra cualquier extranjero que se atreva a dañar el papiro, así como una bendición para aquel que le guarde debido respeto.

Traducción

Ofrecemos a continuación la traducción de los monólogos de Ra, basada en los trabajos de R.O. Faulkner publicados en “JEA: Journal of Egyptian Archaeology, vol. 23 (1937) pg. 166-185 y 24 (1938) pg. 41-54″. En el texto se ha utilizado el término Nun para designar las aguas primigenias anteriores a la Creación y no ‘El Abismo’ empleado por algunos autores.

Abreviaturas:

FCD: R .O. Faulkner, A Concise Dictionary of Middle Egyptian. Oxford 1962.

Literature: Kaster, Joseph, The Literature and Mythology of Ancient Egypt, London, Allen Lane The Penguin Press 1970.

JEA: Journal of Egyptian Archaeology. London: EES, 1914-

Pyr: Textos de las Pirámides

Wb: Wörterbuch der ägyptischen Sprache. Berlin

/…/ Número de columna

(…) Número de fila

Dioses que aparecen en el relato: Ra, Jepri, Nun, Shu, Tefnut, Geb, Osiris, Horus, Seth, Isis, Neftis.

1.- El Libro del Conocimiento de las Creaciones(0,1) de Ra y de la destrucción de Apep.

Primer monólogo (posición 26,21 a 27,5)

/26/ (26,21) Para ser pronunciado: Así habló el Señor de Todas las cosas, después de que hubiese venido a la existencia: ‘Fui yo quien vino a la existencia como Jepri.(26,1) Cuando vine a la existencia, ‘el Ser’ (26,22) vino a la existencia y todos los seres vinieron a la existencia después de que yo viniera a la existencia; numerosos fueron los seres que surgieron de mi boca antes de que el cielo hubiera venido a la existencia, antes de que la Tierra hubiera venido a la existencia, antes de que la tierra y los reptiles hubiesen sido creados en este lugar. Yo creé(26,2) [algunos de ellos] en Nun (26,23) como Los Inertes(26,3) cuando aún no podía encontrar un lugar en el que permanecer(26,4). Encontré favor (¿) en mi corazón,(26,5) examiné con mi vista, y, estando solo, hice todas las formas antes de que hubiera escupido a Shu, antes de expectorar a Tefnut, antes de que viniera a la existencia cualquier otro (26,24) que pudiera actuar conmigo.

Yo concebí con mi propio corazón y allí vinieron a la existencia multitud de formas de criaturas vivas, a saber, las formas de los hijos y las formas de sus hijos.

Realmente yo me excite con mi mano, copulé /27/ (27,1) con mi mano, escupí con mi propia boca; escupí a Shu, expectoré a Tefnut y mi padre Nun los educó, mi Ojo siguiéndoles desde los eones cuando estaban lejos de mí. Después de que yo hube venido a la existencia como único dios, (27,2) hubo tres dioses además de mí.(27,1) Yo vine a la existencia en esta tierra y Shu y Tefnut se alegraron en el Nun, en el que se encontraban.

Fueron ellos quienes me devolvieron mi Ojo, después de que yo hube unido mis miembros; lloré sobre ellos, y así es como la Humanidad vino a la existencia, (27,3) de las lágrimas (27,2)que surgieron de mi Ojo, porque él estaba furioso conmigo cuando volvió y encontró que yo ya había colocado otro en su lugar, habiéndolo reemplazado con el [Ojo] Glorioso.(27,3) Así, yo lo ascendí a mi frente,(27,4) y cuando él ejerció gobierno sobre (27,4) esta tierra entera, su ira se extinguió, porque yo había restituido lo que había sido tomado de él. (27,5)

Yo surgí de las raíces,(27,6) creé a todos los reptiles y todo lo que existe entre ellos. Shu y Tefnut engendraron a (27,5) Geb y Nut, y Geb y Nut engendraron a Osiris, Horus [Mejentienirti], Seth, Isis y Neftis de su útero, uno tras otro, y ellos dieron origen a las multitudes que habitan esta tierra.(27,7)

Segundo monólogo (variante del primero) (posición 28,20 a 29,6)

/28/ (28,20) Para ser pronunciado: Así habló el Señor de Todas las cosas: Cuando vine a la existencia, ‘El Ser’ vino a la existencia. Yo vine a la existencia en la forma de Jepri que vino a la existencia en la Primera Ocasión; Cuando vine a la existencia lo hice en la forma (28,21) de Jepri,(28,1) y así es como ‘El Ser’ vino a la existencia, porque yo era más primigenio (¿) que los más primigenios a los que yo había hecho; era el más primigenio de los primigenios y mi nombre era más primigenio (¿) que los suyos (¿) (porque) creé el tiempo primigenio y a los primigenios. Yo hice todo lo que deseé (28,22) en esta tierra, estaba todo impregnado (¿) en ella. Yo uní mi propia mano, estando solo, antes de que ellos hubieran nacido, antes de que yo hubiera escupido a Shu o expectorado a Tefnut. Yo usé(28,2) mi propia boca y ‘Magia’ (HkAw) fue mi nombre. Fui yo quien vino a la existencia (28,23) en (mi) forma, habiendo venido a la existencia en la forma de Jepri. Vine a la existencia entre (¿) los primigenios y allí vino a la existencia una multitud de seres al principio, antes de que cualquier otro ser hubiera venido a la existencia en esta tierra; Yo, solo, llevé a cabo todo lo que fue hecho, antes de que hubiera venido a la existencia (28,24) cualquier otro que pudiera actuar conmigo en este lugar.

Yo hice a los seres allí con este ba mío; yo creé (algunos) de ellos en Nun como ‘El Inerte’,(28,3) cuando aún no podía encontrar un lugar en el que poder estar. Encontré favor en mi corazón, examiné (28,25) con mi vista, y, solo, llevé a cabo todo lo que fue hecho; planifiqué con mi corazón, creé otro ser, y múltiples fueron las formas de Jepri; sus hijos vinieron a la existencia en las manifestaciones de sus hijos (¿).(28,26) Fui yo quien escupió a Shu y expectoró a Tefnut.

Cuando(28,4) hube venido a la existencia como un dios solitario, hubo tres dioses a parte de mí, y dos dioses vinieron a la existencia en esta tierra; Shu y Tefnut se alegraron en el Nun, en el que se encontraban. Fue mi ojo el que les trajo(28,5) (28,27) a mí, después de una larga edad,(28,6) cuando aún estaban lejos de mí; yo uní mis miembros y surgieron de mí mismo. Después de que yo me hube excitado con mi mano, mi deseo vino a la existencia en mi mano, y la semilla cayó de mi boca; escupí /29/ (29,1) a Shu y expectoré a Tefnut.

Cuando hube venido a la existencia como un dios solitario, hubo tres dioses a parte de mí, y dos dioses vinieron a la existencia en esta tierra; Shu y Tefnut se alegraron en el Nun, en el que ellos se encontraban. Fue mi ojo el que les trajo a mí después de una larga edad (29,2) cuando aún estaban lejos de mí; yo uní mis miembros y surgieron de mí mismo. Después de que yo me hube excitado con mi mano, mi deseo vino a la existencia en mi mano, y la semilla cayó de mi boca; escupí a Shu y expectoré a Tefnut y mi padre (29,3) Nun los educó, mi Ojo, siguiéndoles desde los eones(29,1) … serpientes, cuando lloré con lágrimas sobre (¿) …; mi [Ojo?] proyectó , y así es como la Humanidad vino a la existencia. (29,4) Yo lo sustituí con El Glorioso, y él se encontraba enfurecido conmigo cuando volvió, viendo que otro había crecido en su lugar, pero su ira desapareció cuando yo lo restituí, y él se encontro aliviado (¿).(29,5) Lo ascendí a mi frente y ejerció gobierno sobre la tierra entera. Shu y Tefnut engendraron a Geb y Nut, (y Geb y Nut engendraron) a Osiris, Horus Mejentienirti, Seth, Isis y Neftis, y ellos engendraron y crearon muchos seres (29,6) en esta tierra, a saber las manifestaciones de los hijos y las de sus hijos.

A continuación sigue el papiro con el relato de la destrucción de Apep.


Notas:

(0,1) xprw. El término Jeperu, ‘formas’, ‘manifestaciones’ en este caso hace referencia a las creaciones de Ra más que a las propias formas del dios. Véase JEA 23 pg. 181.

(26,1) A lo largo del monólogo hay un constante juego de palabras con la raíz Jeper.

(26,2) Ts. Para el término en el sentido ‘crear’ véase Wb., v, 398,2 y ss y JEA 23 pg. 181. (26, 22-3).

(26,3) Nnw hace referencia a los difuntos, aunque aquí posiblemente haga referencia a seres de naturaleza superior anteriores al establecimiento del orden cósmico. Hay un juego de palabras con Nun. Véase JEA 23. pg 181. (26,22-3).

(26,4) Al principio de todos los tiempos, antes incluso de la colina primigenia. Literature pg. 56, n. 6.

(26,5) Faulkner en JEA 23 pg. traduce ‘Yo consideré (¿) en mi corazón’, pero reconoce la dificultad en la traducción y rechaza la posibilidad: ‘yo encontré favor en mi corazón’ porque no le parece que encaje en el contexto. JEA 23, pg. 181 (26,23).

(27,1) Para Kaster se trata además de Shu y Tefnut, del propio Nun. Literature pg. 56, n. 9. También Faulkner acepta que Nun es el tercer dios, JEA pg. 182 (27,2).

(27,2) Juego de palabras entre humanidad (rmt) y lágrimas (rmu).

(27,3) El sol en su curso. Véase “Literature” pg. 56 n. 11.

(27,4) Dando origen al ureo.

(27,5) Faulkner en JEA 23 pg. 182 (27,4) reconoce la dificultad de la traducción de esta última parte, construida por sejemanza en la estructura con otras similares. El sentido de la frase se refiere, entonces, no a la parte del Ojo que pudiese haber sido perdida, sino a la restitución de las funciones propias del Ojo.

(27,6) Referencia a ‘Lo que he creado’. Para Kaster, Literature, pg. 56, n. 13, se refiere, sin duda, a la creación de la vegetación.

Faulkner duda del sentido inicial de la frase, que considera en sentido literal gracias a la siguiente oración. El sentido podría ser que las raices fueron creadas primero y después los reptiles que viven en o de ellas. JEA pg. 182 (27,4).

(27,7) La tercera y cuarta generaciones de dioses fueron ya engendrados por medios naturales, del útero, a diferencia de Shu y Tefnut, quienes fueron engendrados por Ra. Literature pg. 57 n.14 y JEA 23, pg 182 (27,5).

(28,1) Literalmente: ‘Vine a la existencia en la forma de Jepri cuando vine a la existencia’.

(28,2)¥FIni. Para el sentido ‘usar’ véase FCD, pg. 22 (6), también en Pyr 886-887.

(28,3) Aquí nn, ‘El Inerte’, frente al plural del primer monólogo (26,23). Para Faulkner el término se refiere, en este caso, al propio Ra. JEA 24 pg. 47 (28,24).

(28,4) El siguiente párrafo está repetido en el papiro.

(28,5) Esta sentencia es justo la contraria a la 27,2 del primer monólogo, en la que Shu y Tefnut le llevan a Ra su Ojo. Para Faulkner se trata de una falta de comprensión del autor del segundo monólogo. JEA 24 pg. 47 (28, 26-7).

(28,6) m-xt Hnty. Para la traducción véase Wb., III, 106,14.

(29,1) Restaurado con 27,1.


Bibliografía

  • Clagett, Marshall, Ancient Egyptian Science. A Source Book. Volume One: Knowledge and Order. Tome I-II, Philadelphia, American Philosophical Society, 1989 . Memoirs of the American Philosophical Society

  • Faulkner, R.O. The Papyrus Bremner-Rhind. Bibliotheca Aegyptiaca III. Bruxelles 1933.

  • Faulkner, R.O. JEA: Journal of Egyptian Archaeology, vol. 23 (1937) pg. 166-185 y 24 (1938) pg. 41-54

  • Kaster, Joseph.The Literature and Mythology of Ancient Egypt. London, Allen Lane The Penguin Press 1970.

La publicación de los textos jeroglíficos puede encontrarse en The Papyrus Bremner-Rhind Bibliotheca Aegyptiaca III, de Raymond O. Faulkner. Existen también varias publicaciones de Sir E. A. Wallis Budge en las que se reproduce el texto, entre ellas The Legends of the Egyptian Gods, Hieroglyphic Texts and Translations que incluye además una fotografía en blanco y negro del relato de la Creación y que es la que aparece en esta página, además del citado anteriormente Egyptian Hieratic Papyri in the British Museum. London 1910.

Los comentarios están cerrados