Los libros del Más Allá en tumbas reales

Incluimos aquí los textos religiosos más importantes del Reino Nuevo, grabados en tumbas reales, aunque fragmentos de algunos pueden verse también en varias tumbas privadas o el Osireión. Ninguna tumba contiene todos los textos completos y en algunas sólo se grabaron algunas horas o divisiones, pero, en conjunto, este corpus representa la mejor fuente de conocimiento de la cartografía del Más Allá egipcio y de las ideas sobre la nueva existencia de los difuntos de este período.

  • El Libro del Amduat, o Libro de la Cámara Secreta como era conocido por los egipcios, describe el recorrido de Ra durante las doce horas nocturnas por el mundo subterráneo de los difuntos. Representa el primer intento de dar a conocer, de forma detallada, la cartografía del Más Allá, con el fin de orientar al difunto rey y asegurar su renacimiento. Se encuentra representado en tumbas reales de la XVIII y XIX Dinastías además de en un papiro del Louvre y dos tumbas particulares, la del visir Useramón (XVIII Dinastía) y la de Pedamenope (XXVI Dinastía).
  • El Libro de la Tierra. Se trata de la última gran composición que tiene que ver con el Más Allá. Pertenece a la XX dinastía, encontrándose en tumbas ramésidas y en un sarcófago antropomorfo de la misma época. Aqui, el disco solar es levantado desde las profundidades de la tierra por numerosos pares de brazos, y los enemigos de Egipto, son castigados y destruidos en el Lugar de la Aniquilación. Es importante e interesante porque podemos ver en este texto una composición diferente al resto de textos religiosos.
  • El Libro de las Puertas. Grabado por primera vez en la tumba de Horemheb (KV 57) se inscribió, además, en la mayoría de las tumbas de la XIX y XX dinastías, muy especialmente en la sala de pilares y cámara del sarcófago. Permitía que el rey muerto navegase por el Más Allá junto con el dios sol, de modo que pudiera tener lugar su resurrección. Pone especial énfasis en el hecho de atravesar las puertas, con deidades guardianas de las que se debe conocer el nombre.
  • El Libro de las Cavernas. Aparece por primera vez en la tumba de Ramsés V/VI (KV 9). Representa una composición de gran importancia y resulta en ante todo especial. El difunto, como en tantos otros libros, debe atravesar una serie de cavernas que forman parte del Más Allá, pero ahora se pone un énfasis especial en las recompensas de las que se podrá gozar pero también en los castigos que se sufrirá en la otra vida y en la destrucción de los enemigos del sol. Se trata de la mejor descripción de lo que podría denominarse infierno egipcio.
  • El Libro de los Cielos. Realmente no se trata de un “libro” único, sino de un conjunto de textos menores, agrupados bajo un mismo título porque describen el paso del Sol por el cielo. Los más famosos son El Libro del Día, El Libro de la Noche, y El Libro de Nut. Algunos autores incluyen además el Libro de la Vaca Celeste, compuesto de dos partes: la conocida como “Destrucción de la Humanidad” en la que se narra el castigo infligido por Sejmet, por orden de Ra, a los hombres, y una segunda parte en la que se describe el final del reinado de Ra en la Tierra y su ascensión al Cielo a lomos de la vaca.
  • La Letanía de Ra. Esta composición religiosa comprende dos partes; la primera, posiblemente la más característica, recita 75 formas diferentes del dios sol Ra. La segunda parte se centra en un conjunto de oraciones destinadas a alabar al rey en su unión con diferentes dioses, aunque prestando especial interés una vez más en lo referente al dios sol. Aparece en los corredores de acceso de las tumbas de los últimos reyes de la XIX dinastía y primeros de la XX, aunque el texto fue usado por primera vez en la tumba de Thutmose III (KV 34) de la XVIII dinastía

Los comentarios están cerrados