Abidos

Nomos

Francisco López – Julio de 1998

Nombre moderno: Abidos
Nombre clásico: Abidos
Nombre egipcio: Abedyu, Tyeny
Situación: 26º 11′ N  31º 55′ E
Capital del Nomo:  VIII del Alto Egipto

Restos:

  • Templo de Osiris (Osireión)
  • Templo de Sethy I
  • Templo de Ramses II
  • Tumbas reales de las primeras dinastías

Abidos pertenecía al nomo VIII del Alto Egipto, cuya capital Thinis se debía encontrar cerca, quizás en el actual emplazamiento de Girga. Fue el lugar de enterramiento más importante de inicios del período dinástico. En la ciudad se han descubierto las tumbas de los reyes más antiguos.  Tras el traslado de la capital a Menfis, los reyes continuaron construyéndose tumbas ficticias en la necrópolis de los reyes tinitas.

A finales de la V dinastía surgió el culto a Osiris y el dios local Jenti-Amentiu fue asimilado a él. Los ritos de entrierro ficticio del rey se transformaron en “misterios de Osiris”, en los que se representaba la muerte y resurrección del dios. Esto dio paso a que Abidos se convirtiese en la ciudad santa de Osiris. El mito de Osiris se asentó fuertemente en la ciudad debido a que en ella, según la leyenda, encontraba la cabeza despedazada del dios. Era tal el deseo de las gentes por ser enterrados cerca del lugar que se instauró  la peregrinación como requisito suficiente para gozar de los beneficios de la compañía de Osiris. Además en la peregrinación los egipcios deseaban participar en las ceremonias  y construían cenotafios en ladrillo o estelas en la zona intermedia entre el Templo de Osiris y los cementerios. Durante el Reino Medio los reyes construyeron templos cenotafios, que culminaron con los templos erigidos por Sethy I y Ramses II. Los monumentos más destacables son El templo de Osiris, Los templos cenotafios de Sethy I y Ramsés II y las tumbas reales.

Las tumbas reales

En el complejo se han descubierto tumbas pertenecientes a los primeros faraones dinásticos. Las estructuras de las tumbas están actualmente perdidas y sólo se conservan las fosas de ladrillo. Se han descubierto gran cantidad de objetos. La tumba de Dyer acabó considerándose como la propia tumba de Osiris.

Información turística (2002): Actualmente sólo puede irse en convoy, contratándolo a través de un operador de tierra o en taxi. Desde Luxor sale a las 8.00 y tarda unas 3 horas y la estancia permitida no suele superar los 90 minutos, muy poco para poder siquiera disfrutar del templo de Sethy I y el Osireión. El precio de la entrada es de 12 LE.

Los comentarios están cerrados