Harpócrates (“Horus el niño”)

El Panteón

Rosa Thode y Francisco López – Enero de 1999

Nombre egipcio: Hor-pa-jard
Nombre  griego: Harpócrates
Representación:   Niño desnudo con el dedo en la boca

Horus niño originario de Heliópolis. Hijo de Osiris e Isis. Atestiguado en los Textos de las Pirámides, aunque no debió de recibir culto antes del Reino Nuevo. A partir del Tercer Periodo Intermedio su personalidad va absorbiendo las funciones de otras formas de Horus el joven (Harsiese, Ihy). Según la obra de Plutarco “De Iside et Osiride” Isis y Osiris mantuvieron relaciones póstumas de las que nació, antes de tiempo, Harpócrates, un niño débil de piernas.  Es el sol débil del amanecer o el sol del invierno, desnudo y desprotegido. Pero igual que este sol se transforma en un Sol poderoso, el débil niño se convierte en  el Horus poderoso vengador de la muerte de su padre Osiris, en el Horus armado y guerrero, Hartomes, que lucha contra Seth. Fue Isis quien con su habilidad y su magia consiguió transformar a Hor-pa-jard en el gran Horus que reinaría sobre los hombres y los dioses, y los sacerdotes egipcios declaraban  conocer las fórmulas y ritos empleados por la gran Maga Isis en esta labor, y  afirmaban que podían emplear estos mismos ritos para curar niños enfermos y débiles.

Fue especialmente popular en la Baja Epoca como niño amenazado, pero salvado de todas las asechanzas. Como vencedor de animales venenosos se le considera importante en materia de curaciones. Para los griegos era hijo de Serapis y de Isis y le creyeron dios del secreto y la discreción al interpretar erroneamente la postura del dedo como un gesto de silencio. Plutarco escribe: “No hay que imaginar que Harpócrates sea un dios imperfecto en estado de infancia ni grano que germina. Mejor le sienta considerarlo como aquel que rectifica y corrige las opiniones irreflexivas, imperfectas y parciales tan extendidas entre los hombres en lo que concierne a los dioses. Por eso, y como símbolo de discreción y silencio, aplica ese dios el dedo sobre sus labios”.

Lleva corona real y el ureo, va desnudo, con el pelo recogido en una trenza lateral y en actitud de chuparse el dedo; o bien sobre dos cocodrilos y sujetando serpientes con las manos. En la época grecorromana se le representa surgiendo de un loto.

Formaba parte de la Eneada Heliopolitana como hijo de Osiris e Isis. Cuando Isis fue transformada en Afrodita, Harpócrates se asimiló a Eros.

Los comentarios están cerrados